GENERAL BLOG

Atención de emergencia por peligro de asfixia en mascotas

A pesar de todo lo que hacemos para proteger a nuestras mascotas de enfermedades y daños, aún pueden ocurrir accidentes desafortunados. Como padres de mascotas, también es nuestra responsabilidad estar al tanto de los accidentes comunes que pueden ocurrirles a nuestras mascotas y qué podemos hacer para manejar la situación hasta que se pueda realizar una intervención médica profesional. La obstrucción de las vías respiratorias superiores, más comúnmente conocida como asfixia, es un problema potencialmente mortal que requiere una visita inmediata al veterinario, pero en algunas situaciones en las que no hay acceso inmediato a un veterinario, se debe administrar un tratamiento de primeros auxilios para corregir el problema y manejar algo. . Sigue leyendo para saber más.

¿Estás preocupado por tu mascota?

Reserve una videoconsulta con un veterinario experimentado en minutos.

  • Asesoramiento veterinario profesional online
  • Videoconsultas veterinarias económicas
  • Abierto las 24 horas del día, los 365 días del año

Cómo saber si tu mascota se está ahogando

Saber cómo ayudar a su perro o gato que se está ahogando comienza con reconocer correctamente los signos del problema. El primer síntoma que puede notar cuando su mascota tiene algo atorado en la garganta es una tos violenta o una tos seca. Así es como perros y gatos intentan despejar cualquier objeto que les obstruya la garganta. La dificultad para respirar también es uno de los primeros signos que se pueden observar cuando una mascota se está ahogando.

Otros signos que se pueden ver en un perro o gato que se está asfixiando incluyen patadas excesivas en la boca o la cabeza. Si la obstrucción de las vías respiratorias no se resuelve de inmediato, la falta de oxígeno puede hacer que el perro o el gato se desmaye y pierda el conocimiento.

Ser consciente de estos síntomas puede significar la diferencia entre la vida y la muerte para tu mascota. Sin embargo, los dueños de mascotas deben tener en cuenta que estos síntomas no se deben únicamente a incidentes de asfixia. También pueden ser un indicio de otras enfermedades. Lleve a su mascota a un veterinario tan pronto como observe alguno de los signos anteriores para descartar otras posibles causas.

Primeros auxilios para mascotas asfixiadas

Como con cualquier otra emergencia, es importante que mantenga la calma y no entre en pánico. Una mente clara te ayudará a evaluar la situación correctamente y tomar las medidas necesarias para ayudar a tu perro o gato. Si observa alguno de los signos anteriores, lo primero que debe hacer es examinar la boca de su mascota para ver si hay objetos extraños visibles o comida atrapada dentro. Esto debe hacerse con cuidado para no agregar más estrés y ansiedad de lo que ya siente la mascota.

Cualquier alimento atascado o alojado u objetos extraños visibles en la cavidad oral se pueden quitar pelando o limpiando suavemente para abrir las vías respiratorias del animal y permitir que respire de nuevo. Tenga mucho cuidado de no empujar el obstáculo más abajo, ya que esto empeorará mucho la situación.

¿Qué sucede si no puede resolver la comida u objeto atascado?

En algunos casos de atragantamiento en perros y gatos, la obstrucción se encuentra más profunda en la garganta y no es visible ni accesible desde la boca del animal. En estas situaciones, el dueño de la mascota debe realizar la maniobra de Heimlich para liberar la obstrucción.

La maniobra de Heimlich, también conocida como compresiones abdominales, es una técnica utilizada para asfixiar a personas para aflojar y quitar el alimento u objeto que bloquea. Esto se hace comúnmente en personas que se están asfixiando o tienen una obstrucción de las vías respiratorias superiores. La mayoría de la gente piensa que la técnica solo se puede realizar en humanos, y no muchos saben que la misma maniobra de emergencia se puede realizar en animales que se están asfixiando.

La forma en que se realiza la técnica de la maniobra de Heimlich en las mascotas es diferente a la de los humanos, pero el concepto detrás de ella es prácticamente el mismo. El objetivo de esta técnica es aplicar suficiente presión sobre el diafragma para facilitar la expulsión de aire de los pulmones y, con suerte, despejar cualquier obstrucción a lo largo de las vías respiratorias superiores. La técnica difiere no solo entre las distintas especies, sino también en función del tamaño de la mascota.

Para perros y gatos más pequeños, voltee a la mascota y aplique presión firme en la parte superior del abdomen alrededor del área debajo del pecho. La presión aplicada debe ser suficiente para expulsar el aire de los pulmones sin dañar las costillas, los músculos y los órganos internos.

El procedimiento es diferente para las razas de perros más grandes. Un concepto erróneo relacionado con la maniobra de Heimlich en perros grandes es que deben colocarse erguidos y pararse sobre sus patas traseras, como los humanos, al realizar la técnica. Esta es una posición antinatural para los perros y les dificultará expulsar los bloqueos en las vías respiratorias superiores.

Cuando realice la maniobra de Heimlich en perros más grandes, pídales que se paren sobre las cuatro extremidades pero en una posición de «carretilla» ligeramente inclinada. Envuelva sus brazos alrededor del cuerpo del animal y conéctelos en el abdomen. Haga un puño con las manos y presione firmemente en el área debajo del pecho empujando hacia arriba y hacia adelante.

Después de aplicar presión unas cinco veces, revise la boca de la mascota para detectar signos de obstrucción y retírela de la cavidad bucal. Además, puedes darle a la mascota que se está asfixiando un fuerte puñetazo entre los omoplatos para romper los obstáculos. Cuando se realiza correctamente, esta maniobra debería ser suficiente para desalojar cualquier alimento o residuo que bloquee las vías respiratorias superiores de la mascota.

Recuerda que incluso después de retirar con éxito el sujetador, sigue siendo necesaria una visita al veterinario para asegurar que la mascota no ha sufrido ninguna complicación durante el episodio de asfixia.

Sigue leyendo:

Primeros auxilios y atención de emergencia para problemas respiratorios en mascotas

Cómo elegir juguetes seguros para tu cachorro

Lista de verificación del botiquín de primeros auxilios para el dueño del perro

¿Necesita hablar con un veterinario sobre la tos, asfixia u otra condición médica de su mascota?

Haga clic aquí para programar una videoconsulta y hablar con uno de nuestros veterinarios. También puede descargar la aplicación AmorDeMascotas desde las tiendas Apple App Store y Google Play.

Publicado:
2022-03-23

Crítico:
dr. Sheena Haney, veterinaria

Artículo Recomendado:  Por qué es importante la prevención de parásitos intestinales en mascotas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba