MASCOTAS DE HOGAR

Cuidando los dientes de tu mascota

Cuando se trata de enfermedades dentales en nuestras mascotas, ¡no es necesario ser un experto para darse cuenta de que realmente apesta! De hecho, es uno de los problemas más comunes en el consultorio veterinario y no solo es doloroso para su mascota, sino que el aumento del recuento de bacterias en la boca también puede estar relacionado con otras afecciones, como enfermedades renales, cardíacas y hepáticas. . Lo peor es que muchas personas ni siquiera saben que su mascota tiene un problema dental.

La buena noticia es que hay muchas cosas que puede hacer para cuidar los dientes de su mascota y recuerde siempre que su veterinario es el mejor recurso cuando se trata de asegurarse de que su mascota tenga una boca sana.

Signos de enfermedad dental:

  • Aliento apestoso
  • Acumulación de material descolorido en los dientes (acumulación de sarro)
  • Sangrado o encías rojas (gingivitis)
  • Babear o dejar caer comida de la boca
  • pérdida de apetito o pérdida de peso

¿Qué causa la enfermedad dental?

La falta de tendones y músculos para masticar (algo que las mascotas harían en la naturaleza) hace que se acumule placa y sarro alrededor de los dientes. Muchas bacterias prosperan alrededor de este sarro, lo que provoca inflamación y, finalmente, la pérdida de los archivos adjuntos que mantienen los dientes en su lugar.

Artículo Recomendado:  "Lazos de lengua" y su uso en las carreras de caballos

¿Cuál es el mejor tratamiento?

Los perros y gatos con enfermedades dentales necesitarán anestesia general para evaluar los dientes y limpiar a fondo debajo de la línea de las encías. Los dientes gravemente enfermos y potencialmente dolorosos generalmente se extraen para prevenir problemas futuros.

Si su veterinario le ha recomendado cuidado dental para su mascota, es importante que siga sus consejos.

La prevención es clave

Cuando se trata del cuidado dental de perros y gatos, siempre es mejor prevenir enfermedades dentales que tratar de curarlas o revertirlas.

Las dietas de alimentos húmedos y blandos son conocidas por permitir la acumulación de placa y sarro. Es importante que tu mascota reciba una dieta de calidad que ayude a limpiar sus dientes mientras mastica. Hable con su veterinario para que le aconseje sobre la dieta más adecuada para su mascota.

Estos son nuestros mejores consejos para el cuidado dental en el hogar:

  1. Haz que cada bocado cuente

    ¡Cada bocado que come tu mascota debe ser un trabajo duro! Su veterinario puede recomendarle un excelente alimento que en realidad está diseñado para limpiar los dientes mientras su mascota mastica. También pueden aconsejarle sobre los mejores masticables dentales para gatos y perros y las mejores golosinas para el cuidado dental. No todos los masticables dentales en el mercado son completamente seguros para su mascota, por lo que es mejor consultar a su veterinario para que le aconseje.

  2. cepillarse es lo mejor

    Cepillar los dientes de su mascota se considera el estándar de oro del cuidado en el hogar. Hay cepillos de dientes para mascotas que puedes usar para llegar a esos lugares difíciles de alcanzar. ¡Tenga en cuenta que su mascota puede tardar algunos meses en acostumbrarse a la idea! Se recomienda el cepillado diario (en un mundo ideal), pero unas pocas veces a la semana es mejor que no cepillarse en absoluto. Si usa una pasta de dientes, asegúrese de que sea apta para mascotas (la pasta de dientes humana es tóxica para las mascotas).

    Publicaciones relacionadas

    Su veterinario puede mostrarle la mejor manera de cepillar los dientes de su mascota, solo pídale una demostración.

  3. ¿Los huesos son seguros para los perros?

    Los huesos pueden ser una excelente manera de limpiar los dientes de tu mascota, pero existen riesgos. Debe ser consciente de estos riesgos y siempre tomar medidas para evitar problemas. Los huesos siempre deben estar crudos y alimentados bajo supervisión. 20-30 minutos de masticación suelen ser suficientes para hacer el trabajo. No permita que su perro entre en la médula ósea, ya que puede causar malestar estomacal. Recuerde nunca darle huesos cocidos. Siempre debe discutir la alimentación con huesos con su veterinario para asegurarse de que su mascota esté segura.

Su veterinario es el mejor recurso cuando se trata de cuidar los dientes de su mascota.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba