GENERAL BLOG

Hernias diafragmáticas en mascotas: síntomas y tratamiento

La mayoría de las hernias en perros y gatos ocurren en el área abdominal y generalmente involucran tejidos y órganos en la cavidad abdominal. Una hernia común que ocurre en ambos tipos se llama hernia diafragmática, a veces llamada hernia de hiato. Como dueños de mascotas, debemos familiarizarnos con las condiciones que pueden afectar a nuestros amigos caninos y felinos. Siga leyendo para obtener más información sobre las causas, los síntomas y las opciones de tratamiento para mascotas con hernia diafragmática.

¿Estás preocupado por tu mascota?

Reserve una videoconsulta con un veterinario experimentado en minutos.

  • Asesoramiento veterinario profesional online
  • Videoconsultas veterinarias económicas
  • Abierto las 24 horas del día, los 365 días del año

¿Qué es un diafragma y qué hace?

El diafragma es una lámina delgada de músculo que separa la cavidad torácica de la cavidad abdominal, incluidos los órganos de cada compartimento (corazón y pulmones en el tórax y órganos abdominales como el hígado, el estómago y los intestinos).

También ayuda con la respiración y se contrae para aumentar la presión en el abdomen durante las deposiciones o la micción. Por lo tanto, los problemas relacionados con el diafragma pueden provocar una respiración restringida o dificultad para evacuar las heces o la orina.

¿Qué es una hernia diafragmática?

Una hernia es una condición descrita por la protrusión de un órgano de una parte del cuerpo a otra a través de un espacio o abertura. Los perros y los gatos pueden desarrollar diferentes tipos de hernias en todo el cuerpo, y la gravedad puede variar ampliamente, desde hernias leves y asintomáticas hasta hernias que pueden poner en peligro la vida si no se tratan de inmediato.

Una hernia diafragmática ocurre cuando los órganos abdominales sobresalen hacia la cavidad torácica a través de una abertura en el diafragma. Tanto los perros como los gatos pueden desarrollar una hernia diafragmática y, en la mayoría de los casos, se ven afectados el estómago y la parte del intestino que sobresale a través del espacio en el diafragma del animal.

Generalmente hay dos tipos de hernias diafragmáticas en perros y gatos: traumáticas y congénitas. La mayoría de los casos de hernia diafragmática en perros y gatos son congénitos, lo que significa que nacen con algún grado de defecto en el diafragma, lo que permite que los órganos abdominales sobresalgan hacia la cavidad torácica.

Una forma particular de hernia diafragmática congénita llamada hernia diafragmática peritoneal-pericárdica (PPDH) ocurre debido a un defecto de desarrollo en el feto. La PPDH ocurre tanto en cachorros como en gatitos y se describe como un defecto en el diafragma, que conecta el abdomen y la cavidad pericárdica (el espacio entre el pericardio (saco del corazón) y el corazón). En este tipo de hernia diafragmática, los órganos abdominales pueden moverse libremente hacia la cavidad abdominal y el espacio pericárdico, lo que da como resultado signos clínicos significativos relacionados con la respiración y la función cardíaca del animal.

Publicaciones relacionadas

Las hernias diafragmáticas traumáticas son causadas por un traumatismo cerrado contundente, generalmente dirigido al abdomen de la mascota. Esto provoca un aumento de la presión abdominal, lo que provoca la ruptura del diafragma y la herniación de los órganos y tejidos abdominales hacia la cavidad torácica. En casos raros, el trauma también puede causar la formación de PPDH en perros y gatos.

¿Qué es una hernia de hiato?

Las hernias de hiato involucran específicamente la protrusión de parte del estómago o los intestinos desde el abdomen hacia la cavidad torácica a través de una abertura en el diafragma llamada hiato. Esta abertura está diseñada para acomodar solo el esófago para permitir el paso de alimentos desde la boca hasta el estómago.

A medida que los músculos que rodean el hiato se debilitan, la abertura comienza a ensancharse, lo que permite que la parte superior del estómago empuje a través del diafragma hacia la cavidad torácica. En casos severos, el hiato se vuelve tan grande que partes del intestino delgado sobresalen a través del diafragma.

En la mayoría de los casos, el abultamiento es temporal y el estómago se desliza hacia adelante y hacia atrás a través de la abertura en el abdomen y el pecho. En casos más severos, el estómago o parte del intestino pueden quedar desplazados permanentemente, causando problemas de salud al animal.

Síntomas de la hernia diafragmática en perros y gatos

Los signos clínicos asociados con una hernia diafragmática en mascotas dependen de la extensión del desgarro o la brecha en el diafragma y el grado de hernia del tejido abdominal. El desplazamiento de los órganos abdominales hacia la cavidad torácica conduce a un inflado incompleto de los pulmones durante la respiración o, en el caso de una hernia diafragmática peritoneal-pericárdica, a un latido inadecuado del corazón.

Los perros y gatos con una hernia diafragmática a menudo muestran tos persistente, pérdida de apetito, debilidad y letargo. En casos severos, los animales afectados tienen dificultad para respirar o un patrón de respiración rápido y corto, fiebre y colapso.

Los vómitos y eructos persistentes también son signos comunes en perros y gatos con una hernia diafragmática. Cuando los órganos abdominales quedan atrapados en la cavidad torácica, se interrumpe el suministro de sangre, lo que provoca una variedad de problemas digestivos. También se pueden presentar molestias y dolor abdominal, según la extensión de la hernia y la cronicidad de la afección.

Los vómitos y eructos persistentes también aumentan la probabilidad de complicaciones como la neumonía por aspiración. Los perros y gatos con neumonía por una hernia diafragmática tienen graves dificultades para respirar junto con fiebre y disminución del apetito.

Los perros y gatos con una hernia diafragmática leve pueden vivir con la afección durante años sin mostrar signos clínicos. En los casos más graves, los síntomas pueden poner en peligro la vida, especialmente si no se tratan o se tratan de inmediato.

¿Cómo se diagnostican las hernias diafragmáticas?

El diagnóstico de la hernia diafragmática se basa en el examen físico, los signos clínicos, la historia clínica y el diagnóstico por imágenes. Su veterinario descartará la posibilidad de una hernia diafragmática si los signos clínicos son consistentes y solicitará pruebas para confirmar el diagnóstico.

En la mayoría de los casos, las radiografías suelen ser suficientes para llegar a un diagnóstico definitivo. Si la hernia del contenido abdominal es grande, esto será evidente en las radiografías de tórax y abdomen. Otras pruebas de diagnóstico por imágenes, como la ecografía o los medios de contraste, pueden ayudar en el diagnóstico cuando las radiografías no son concluyentes.

Si comienza a ver alguno de los síntomas anteriores en su mascota, lo mejor es hacer una cita con su veterinario de inmediato para un examen completo para descartar la posibilidad de una hernia diafragmática.

Opciones de tratamiento para mascotas con hernia diafragmática

El único tratamiento para las hernias diafragmáticas en perros y gatos es la corrección quirúrgica. Su veterinario puede derivarlo a un cirujano veterinario, quien corregirá el desplazamiento de los órganos abdominales y reparará la brecha o el desgarro en el diafragma del paciente para evitar que vuelva a ocurrir.

Reparar una hernia diafragmática es un procedimiento riesgoso porque la cirugía afecta el diafragma, un órgano que juega un papel importante en la respiración del paciente. Las complicaciones pueden provocar problemas respiratorios graves incluso después de que se haya reparado la ruptura. Esta es la razón por la cual la mayoría de los veterinarios retienen la corrección quirúrgica en perros y gatos que tienen una hernia diafragmática asintomática (que no muestra síntomas).

Las mascotas con una hernia diafragmática leve pueden vivir durante años sin mostrar signos clínicos ni desarrollar complicaciones. Aquellos que se han sometido a una reparación de hernia exitosa sin complicaciones también tienen un muy buen pronóstico con pocas posibilidades de recurrencia.

Sigue leyendo:

Hernia umbilical en perros y gatos

El corazón de tu mascota: una guía para entender la salud del corazón en perros y gatos

Primeros auxilios y atención de emergencia para problemas respiratorios en mascotas

¿Necesita hablar con un veterinario sobre la hernia u otra condición médica de su mascota?

Haga clic aquí para programar una videoconsulta y hablar con uno de nuestros veterinarios. También puede descargar la aplicación AmorDeMascotas desde las tiendas Apple App Store y Google Play.

Artículo Recomendado:  Razas de perros de alta energía para padres de mascotas activos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba