GENERAL BLOG

Infección renal (pielonefritis) en perros

¿Has notado un aumento repentino en la ingesta de agua y la frecuencia de micción de tu mascota? ¿Tu perro domesticado de repente tiene «accidentes» en la casa? Muchas condiciones médicas pueden afectar el tracto urinario de un perro. Los problemas comúnmente diagnosticados son infecciones de la vejiga, cálculos renales, cálculos en la vejiga, lesión renal aguda (IRA), enfermedad renal crónica (ERC), insuficiencia renal, incontinencia urinaria e infección renal (pielonefritis). Incluso los problemas menores que afectan cualquier parte del tracto urinario, si no se tratan, pueden convertirse en algo serio y potencialmente mortal. Este artículo se centra principalmente en los riñones y en cómo cuidar a un perro con una infección renal.

¿Estás preocupado por tu mascota?

Reserve una videoconsulta con un veterinario experimentado en minutos.

  • Asesoramiento veterinario profesional online
  • Videoconsultas veterinarias económicas
  • Abierto las 24 horas del día, los 365 días del año

El sistema urinario de tu perro

El tracto urinario de los perros consta de cuatro partes:

  • Riñones (izquierdo y derecho): filtran los productos de desecho metabólicos de la sangre, que se excretan del cuerpo a través de la orina. Los riñones también son importantes para regular el equilibrio de agua y electrolitos (como bicarbonato, sodio y potasio) en el cuerpo.
  • Uréteres (izquierdo y derecho) – Estos son los conductos que conectan los riñones con la vejiga urinaria ya través de los cuales fluye la orina.
  • Vejiga – Un órgano muscular que almacena la orina.
  • Uretra: el conducto a través del cual la orina viaja desde la vejiga urinaria hacia el exterior del cuerpo durante la micción.

¿Qué es una infección renal?

La infección renal ocurre cuando las bacterias colonizan uno o ambos riñones. Puede ser una infección primaria, caracterizada por una aparición espontánea, o una infección secundaria, en la que la presencia de una enfermedad preexistente ha creado condiciones favorables para la penetración, multiplicación e infección de bacterias. El factor predisponente más común a las infecciones renales en perros es la migración de bacterias a través de los uréteres a uno o ambos riñones debido a la infección de la vejiga urinaria.

En algunos casos, los perros afectados solo pueden presentar síntomas leves que a menudo pasan desapercibidos. Sin embargo, las infecciones renales no detectadas o no tratadas pueden tener consecuencias graves. Ameritan su detección y diagnóstico precoz para poder iniciar el tratamiento adecuado para un mejor pronóstico.

Enfermedad renal, insuficiencia renal, infección renal: ¿Son estas condiciones iguales?

1. Enfermedad renal

Este es un término general para las condiciones que afectan la función y la integridad de los riñones.

2. Insuficiencia renal

Esta es una condición en la que el funcionamiento de los riñones se ve significativamente reducido y deteriorado. Esto puede afectar la capacidad de los riñones para filtrar toxinas y otros desechos metabólicos de la sangre, así como para mantener el equilibrio de agua y electrolitos del cuerpo.

La enfermedad renal y la insuficiencia renal a menudo se usan indistintamente. Las condiciones que pueden caer en esta categoría incluyen lesión renal aguda (AKI) y enfermedad renal crónica.

La lesión renal aguda (AKI, por sus siglas en inglés) ocurre cuando se produce un daño renal repentino. Según la causa y la gravedad, los síntomas pueden variar de leves a potencialmente mortales. Además del inicio repentino, el problema puede progresar rápidamente. Con la detección, el diagnóstico y el tratamiento oportunos, muchos casos de LRA en perros pueden revertirse. Algunas de las causas más comunes de LRA son:

La enfermedad renal crónica (ERC) tarda en desarrollarse y los síntomas aparecen lenta y gradualmente. La mayoría de los dueños de mascotas no se dan cuenta de que algo anda mal con su perro hasta que el problema está muy avanzado y ya se han presentado complicaciones. La enfermedad renal crónica es progresiva y puede causar daños irreversibles y permanentes en los riñones, lo que eventualmente conduce a una insuficiencia renal. Sin embargo, los perros afectados pueden vivir más tiempo y tener una mejor calidad de vida con el tratamiento adecuado, que incluye una dieta especial, medicamentos y el mantenimiento del equilibrio de líquidos y electrolitos en el cuerpo.

3. Infección renal (pielonefritis)

Esto se debe más comúnmente a infecciones ascendentes del tracto urinario inferior en perros y gatos. Las bacterias que son causas comunes de infección en los riñones son E. coli y estafilococos. Otros tipos de bacterias que han sido implicadas incluyen Streptococcus, Pseudomonas, Klebsiella, Proteusy Enterobacter. Estas bacterias son causas comunes de infecciones del tracto urinario inferior, pero pueden viajar por los uréteres y llegar a los riñones. Algunos organismos fúngicos también se han relacionado con infecciones renales.

Los riñones normalmente están protegidos de la infección bacteriana por mecanismos inmunes y válvulas de aleta. La médula renal también tiene un ambiente hipóxico (bajo en oxígeno) que crea condiciones desfavorables para el crecimiento y la colonización de bacterias. Otro mecanismo de protección de los riñones es la longitud de los uréteres y el flujo unidireccional de orina desde los riñones hasta la vejiga.

Factores que pueden aumentar el riesgo de infección renal en un perro

Varias condiciones pueden aumentar el riesgo de pielonefritis en un perro. Éstos incluyen:

  • Displasia renal – Una malformación congénita de los riñones que está presente al nacer.
  • Uréteres ectópicos: los uréteres no están correctamente conectados a la vejiga urinaria
  • Reflujo vesicoureteral – Una condición caracterizada por el reflujo de orina desde la vejiga urinaria hacia los uréteres.
  • Diabetes mellitus: la cantidad anormalmente alta de azúcar en la orina atrae bacterias
  • Enfermedad de Cushing: una afección en la que una glándula suprarrenal hiperactiva produce cantidades excesivas de esteroides en el cuerpo, lo que puede disminuir significativamente la resistencia del cuerpo a las infecciones.
  • drogas esteroides
  • Retención urinaria durante un largo período de tiempo.
  • insuficiencia renal
  • Inserción de un catéter en la uretra
  • cálculos en la vejiga o los riñones
  • Uretrostomía perineal: procedimiento quirúrgico que crea una nueva abertura en la uretra.

Síntomas de infección renal en perros

Muchos perros con infecciones renales no muestran síntomas, aunque pueden presentarse signos de enfermedad del tracto urinario inferior, como:

  • Aumento de la ingesta de agua y frecuencia de la micción (a menudo con solo pequeñas cantidades de orina)
  • dificultad para orinar
  • dolor al orinar
  • Micción inapropiada (su perro domesticado puede estar orinando repentinamente en cualquier lugar de su casa)
  • Fiebre
  • Riñones dolorosos cuando se tocan durante el examen físico

Las infecciones renales crónicas pueden provocar azotemia lenta y progresiva (acumulación de productos de desecho nitrogenados que causan toxicidad en el cuerpo), daño renal progresivo y, finalmente, insuficiencia renal si no se tratan. La sangre en la orina también puede estar asociada con la pielonefritis bacteriana.

Opciones de tratamiento para perros con infección renal

Los perros con infecciones renales generalmente se tratan sin hospitalización a menos que hayan desarrollado una intoxicación sanguínea (las bacterias ya están presentes en su sangre) o los signos de insuficiencia renal son evidentes.

El régimen de tratamiento para una infección renal depende de la causa subyacente. Puede implicar una dieta especial formulada para apoyar la salud y función renal.

Si un perro tiene uréteres ectópicos, se puede realizar una cirugía para reposicionarlos y permitir que la orina drene adecuadamente desde los riñones hacia la vejiga urinaria. Cuando un cálculo provoca una obstrucción en el tracto urinario superior, a menudo se necesita cirugía para eliminarlo lo antes posible porque la infección bacteriana y la inflamación asociadas pueden progresar rápidamente y provocar envenenamiento de la sangre.

Si el análisis de orina muestra la presencia de bacterias en la orina, es posible que se necesite una prueba de susceptibilidad a los antibióticos para poder administrar los antibióticos apropiados. Los antibióticos generalmente se administran durante 4 a 6 semanas para eliminar la infección. Un antibiótico ideal debe tener las siguientes propiedades:

  • Debe matar al patógeno bacteriano que causa la infección.
  • Debe haber concentraciones adecuadas en sangre y orina.
  • No debe ser tóxico para los riñones.

Atención de seguimiento para perros con infecciones renales

Mientras el perro está en tratamiento con antibióticos, el análisis de orina y los cultivos de orina generalmente se realizan de 5 a 7 días después del inicio del tratamiento y de 1 a 4 semanas después de finalizar el tratamiento con antibióticos. Estas pruebas son necesarias para evaluar la eficacia del régimen de tratamiento.

pronóstico

Hay varias complicaciones potenciales de las infecciones renales. Estos incluyen infecciones renales recurrentes e insuficiencia renal. Cuando hay intoxicación sanguínea, las bacterias en la sangre pueden llegar a otros órganos del cuerpo, como el corazón y el hígado, y causar infecciones también en esos órganos.

En general, los perros con infecciones renales agudas tienen un pronóstico excelente a menos que también tengan problemas que afecten sus riñones, como: B. Obstrucciones en cualquier parte del tracto urinario, cálculos renales, cáncer del tracto urinario o enfermedad renal crónica.

Los perros con infecciones renales recurrentes o crónicas pueden presentar un desafío para sanar, lo que hace que su pronóstico sea más grave. La identificación rápida y adecuada y el tratamiento adecuado son necesarios para prevenir el daño renal permanente y la insuficiencia renal.

Sigue leyendo:

Causas comunes de problemas urinarios en perros

Incontinencia urinaria dependiente de hormonas en perros

¿Qué significa si mi perro tiene cristales en la orina?

¿Necesita hablar con un veterinario sobre la infección renal de su perro u otra condición médica?

Haga clic aquí para programar una videoconsulta y hablar con uno de nuestros veterinarios. También puede descargar la aplicación AmorDeMascotas desde las tiendas Apple App Store y Google Play.

Artículo Recomendado:  vida de apartamento para perros

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba