AVES

Las urracas furtivas engañan a los científicos quitando los dispositivos de rastreo | Mensajes inteligentes

Las urracas son muy sociales, viven en grupos de dos a 12 individuos que defienden, ocupan y se reproducen cooperativamente.
Toby Hudson vía Wikicommons bajo CC BY-SA 3.0

Cuando los investigadores colocaron pequeños localizadores GPS en urracas australianas (Gymnorhina Tibicén), querían aprender más sobre los movimientos y la dinámica social de las aves. En cambio, las astutas urracas se unieron para burlar a los científicos, ayudándose mutuamente a desmontar y eliminar sus rastreadores. La colaboración fue un ejemplo de comportamiento altruista que rara vez se ve en las aves. Proporciona pruebas sólidas para la resolución de problemas y la colaboración entre especies sociales, informa gizmodos Jorge Dvorsky.

La investigación publicada en ornitología de campo australiana es el primero en mostrar pájaros de la misma especie eliminando específicamente los rastreadores GPS. Cuando un animal trata de rescatar a otro de una situación peligrosa sin beneficiarse a sí mismo, los científicos llaman a este tipo de conducta de rescate de cooperación. gizmodo explicado. El comportamiento de rescate se ha observado en especies como ratas, jabalíes y otras aves como la curruca de Seychelles, que se sabe que se ayudan mutuamente a eliminar semillas pegajosas que pueden interferir con el vuelo y causar muertes. Los autores del estudio sugieren que este artículo es el primero en documentar el comportamiento de rescate de la urraca.

Los investigadores originalmente planearon el estudio piloto para aprender más sobre cómo socializa la especie altamente inteligente; qué tan lejos viajan; si tenían patrones o planes de movimiento; y cómo la edad, el sexo o el rango afectaron sus actividades diarias, explicó para la revista Dominique Potvin, autora del estudio y ecologista animal de la Universidad de Sunshine Coast en Australia. conversacion. El estudio también fue diseñado para probar la efectividad de un nuevo dispositivo de seguimiento que se adaptaría a aves de tamaño mediano a pequeño. El rastreador también cargaría y descargaría datos de forma inalámbrica sin tener que volver a capturar a las aves.

Antes de que el experimento saliera mal, el equipo equipó a cinco urracas con un pequeño arnés similar a una mochila conectado al dispositivo de rastreo. Los rastreadores pesaban menos de un gramo y estaban sujetos a una correa rígida que solo podía soltarse con un imán. Una vez que los rastreadores estaban encendidos, los investigadores pudieron atraer a las aves previamente entrenadas a una «estación de alimentación» al aire libre, donde los rastreadores podían cargarse de forma inalámbrica y el equipo descargaba los datos, informa el informe. conversacion.

Pero a los diez minutos de conectar el dispositivo de seguimiento al quinto sujeto, una inteligente urraca hembra sin dispositivo de seguimiento comenzó a tirar del arnés de otro pájaro más joven. gizmodo informes. Finalmente, la hembra tuvo éxito y el comportamiento se repitió durante las horas siguientes. Al tercer día del experimento, las urracas le quitaron un rastreador a un macho dominante.

Los investigadores no están seguros de si la misma urraca hembra quitó todos los arneses o si varias aves trabajaron juntas para ayudar. Aún así, es un ejemplo de comportamiento de rescate, ya que las aves tenían que ayudar voluntariamente a otros y aceptar ayuda también. conversacion. El equipo sospecha que las aves usaron sus picos para sacudir y tirar del arnés.

De acuerdo con la conversacionLas urracas son muy sociales, viven en grupos de 2 a 12 individuos que defienden, ocupan y se reproducen cooperativamente. Previamente, los investigadores han vinculado a los animales que viven en grandes grupos con una mayor capacidad cognitiva para resolver problemas, en particular las urracas. Tal cooperación aumenta las posibilidades de supervivencia del individuo dentro de un grupo.

Aunque el equipo de investigación no esperaba estos resultados, muestran la necesidad de realizar pequeños estudios piloto que permitan a los investigadores planificar y resolver problemas inesperados. gizmodo. En este caso, es posible que las aves percibieran el rastreador como una especie de parásito que debían eliminar, por lo que los investigadores interesados ​​en estudiar especies altamente sociales como las urracas deberían tener esto en cuenta al planificar experimentos.

“Al igual que las urracas, los científicos siempre estamos aprendiendo a resolver problemas. Ahora tenemos que volver a la mesa de dibujo para encontrar formas de recopilar datos de comportamiento más importantes para ayudar a las urracas a sobrevivir en un mundo cambiante», escribe Potvin en el conversacion.

Artículo Recomendado:  ¿Qué hago si encuentro un pájaro enfermo, herido o muerto?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba