MASCOTAS DE HOGAR

¿Los animales hacen caras?

Alguna vez se pensó que la expresión facial de los animales era puramente involuntaria, reflejando la respuesta emocional de un animal en lugar de un medio activo de comunicación. Pero cuanto más aprendemos sobre las complejidades del comportamiento animal, más evidente se vuelve que los animales tienen más control sobre sus expresiones faciales de lo que pensábamos al principio.

Los principales ejemplos de expresiones faciales activas en animales provienen de varios estudios de expresiones faciales en monos, que muestran que son más expresivos en presencia de una «audiencia», como cuando juegan o se enfrentan a otros individuos. Esto se denomina «efecto de audiencia» y sugiere que estos primates pueden ser conscientes de que otros pueden ver sus expresiones faciales.1

Los perros están en sintonía con la atención humana, particularmente cuando se trata del contacto visual, con numerosos estudios que demuestran la importancia del contacto visual en las interacciones entre humanos y caninos. Por ejemplo, los perros responden mejor a la comunicación no verbal cuando los ojos de un humano están visibles, son significativamente más propensos a «robar» comida que les está específicamente prohibida cuando los ojos humanos están cerrados y pueden seguir la mirada humana, pero solo después de hacer contacto visual antes de establecer el cambio de perspectiva.1

Por la misma razón, los humanos están en sintonía con las expresiones faciales caninas, particularmente el levantamiento de las cejas internas, un movimiento que agranda los ojos en relación con la cara e imita el pedomorfismo, rasgos juveniles en un adulto. Se ha demostrado que esta expresión aumenta la ternura percibida en los perros y provoca una respuesta materna/paterna en los humanos similar a la de los bebés humanos. Este fenómeno se ha demostrado en refugios para animales, donde los perros que han levantado la ceja interna tenían más probabilidades de ser alojados en un período de tiempo más corto.2

Artículo Recomendado:  ¿Pueden los gatos comer palomitas de maíz?

Entonces, ¿las expresiones faciales caninas son simplemente reactivas o nuestros compañeros de cuatro patas experimentan un efecto de audiencia en respuesta a la atención humana? Un estudio reciente que aborda esta misma pregunta sugiere que los perros son sensibles a la atención humana y pueden usar las expresiones faciales como una forma activa de comunicación.1

En el estudio, a 24 perros de la familia se les presentaron estímulos sociales y no sociales. A los perros se les ofreció comida (estímulos no sociales), atención humana (estímulos sociales), una combinación de ambos o ninguno, y se midieron sus movimientos faciales y su comportamiento en cada escenario. La comida como estímulo no social se eligió en base a un estudio previo que muestra que los perros se excitan más con la comida que con la atención humana, pero solo cuando el humano está en silencio.3

Los autores plantearon la hipótesis de que si las expresiones faciales de los perros fueran solo reactivas, no discriminarían entre estímulos sociales y no sociales, y no habría diferencia en las expresiones faciales entre los perros a los que se les ofrece comida o atención humana. Alternativamente, si los perros ajustan sus expresiones faciales en función de la atención humana, los investigadores esperarían ver diferencias en las expresiones faciales de los perros en los diferentes escenarios.1

Los autores informan que hubo un efecto significativo de la atención humana en el número y la frecuencia de las expresiones faciales de los perros, con perros que realizaban un mayor número de expresiones y con mayor frecuencia cuando tenían atención humana, ya sea que tuvieran comida o no. La expresión facial con los mayores efectos fue el levantamiento de la ceja interna y el espectáculo de la lengua. Además, la visibilidad de la comida no tuvo efecto en las expresiones faciales de los perros.

Artículo Recomendado:  Buen alimento para buenos perros viejos

Los resultados de este estudio sugieren que los perros generaron sus expresiones faciales en función de la atención humana y no en respuesta a estímulos estimulantes de alimentos no sociales (es decir, comer). Estos hallazgos tienen implicaciones para el desarrollo de la relación humano-canina, y los autores sugieren que la generación de expresiones faciales en respuesta al contacto visual humano, particularmente aquellas que provocan una respuesta fisiológica en humanos, puede ser beneficiosa para el perro. Desde una perspectiva evolutiva, la comunicación activa a través de expresiones faciales puede haber sido un factor importante en la domesticación de perros.

referencias

  1. Kaminski J, Hynds J, Morris P et al. La atención humana afecta las expresiones faciales de los perros domésticos. Representante científico 2018;7:12914.
  2. Waller BM, Peirce K, Caeiro CC et al. Las expresiones faciales pedomorfas dan a los perros una ventaja selectiva. PLoS One 2013;8:e82686.
  3. Travain T, Colombo ES, Grandi LC et al. que buena esta la comida Un estudio de las respuestas emocionales de los perros a un evento potencialmente placentero usando termografía infrarroja. Physiol Behav 2016;15:80-87.

Este artículo apareció en la edición de diciembre de 2017 del Australian Veterinary Journal

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba