REPTILES

Pudrición oral (estomatitis infecciosa, estomatitis ulcerosa)

La caries oral es un nombre genérico que se utiliza para describir las infecciones bucales en los reptiles. Estas infecciones pueden provenir de bacterias, virus, hongos o parásitos. Otras posibilidades son cáncer, cuerpos extraños y fracturas de mandíbula. La mala alimentación, especialmente la temperatura incorrecta de la jaula, la desnutrición y la alimentación forzada pueden hacer que los reptiles sean susceptibles a infecciones orales.

Los traumatismos en el área de la nariz o la boca debido a la fricción de la jaula o las mordeduras de presas vivas suelen estar relacionados con infecciones orales. Los ácaros y las garrapatas suelen ser portadores de bacterias que pueden causar infecciones bucales, especialmente en serpientes y lagartos.

Incluso si el entorno de la jaula y las condiciones de alimentación son buenas, las tortugas son más susceptibles a las bacterias y virus, que pueden provocar infecciones orales y pulmonares (neumonía).Si sospecha que su tortuga tiene una infección oral, asegúrese de que un veterinario de reptiles la revise

Si el lagarto o la serpiente aún se alimenta bien después de consultar a su veterinario habitual, algunos casos tempranos de caries bucal se pueden tratar en casa con medicamentos tópicos y una mejor nutrición y alimentación.

Si la boca o la nariz están visiblemente enrojecidas, secretadas o desfiguradas, o si el reptil presenta una disminución en la actividad o el apetito, es muy importante llevarlo al veterinario de reptiles lo antes posible. Después de que los huesos y los tejidos más profundos se ven afectados, puede resultar muy difícil tratar las infecciones bucales.

diagnóstico

El diagnóstico generalmente se hace examinando el interior de la cavidad bucal. Esto debe hacerse con mucho cuidado para evitar traumatismos y fracturas dentales. Si no hay infección, es probable que un examen superficial provoque una infección oral. Si no tiene experiencia con esta técnica, pídale a su veterinario de reptiles que revise la boca de su mascota.

Artículo Recomendado:  Datos interesantes sobre serpientes

Los primeros signos de caries oral incluyen:

  • Salivación excesiva
  • Abra la boca y descanse (esto también es un signo de neumonía)
  • Las petequias, que es una pequeña área roja debajo de la superficie de las encías, donde una pequeña cantidad de sangre se escapa de los vasos sanguíneos, es un signo de inflamación.

    Muchos veterinarios quieren quitar el hisopo de la boca, limpiarlo en el portaobjetos, teñirlo y luego observar el portaobjetos bajo el microscopio (citología). La citología ayudará a determinar la gravedad y la causa de la infección. Hay un análisis de sangre para verificar si las serpientes tienen paramixovirus y si las tortugas del desierto tienen ciertos tipos de neumonía relacionada con infecciones orales.

    A medida que avanza la infección, el reptil a menudo parece sentir dolor al intentar comer, o puede negarse a comer en absoluto. Las petequias se agrandarán. Eventualmente, las encías se hincharán y los reptiles comenzarán a perder los dientes, excepto las tortugas. En esta etapa, se recomienda el cultivo oral para seleccionar el antibiótico o fármaco antimicótico correcto.

    En infecciones graves, aparecerán en la boca exudados parecidos al queso y sustancias espesas parecidas al queso blanco, que es el pus de los reptiles, y la forma de la cabeza puede deformarse. Por lo general, se requieren radiografías del área de la cabeza para determinar el grado de afectación ósea. Por lo general, es necesario extraer quirúrgicamente la mayor cantidad posible de material infectado y proporcionar muestras para cultivo o histopatología (el patólogo examina el tejido teñido con un microscopio). Cuando la infección es tan grave, generalmente se disemina a otras partes del cuerpo, por lo que generalmente se necesitan análisis de sangre para determinar la respuesta del cuerpo a la infección y la función de órganos como el hígado y los riñones.

    Artículo Recomendado:  Cría tus reptiles

    Si las infecciones orales no se tratan a tiempo, casi siempre se propagarán a los ojos o los pulmones.

  • tratar

    El tratamiento de los casos leves sin anorexia incluye una mejor alimentación y nutrición y la aplicación tópica de una solución de yodo diluido (Betadine) o clorhexidina (Nolvasan) dos veces al día. Consulte a su veterinario sobre el diluyente adecuado para su mascota específica. Es importante utilizar una solución en lugar de un exfoliante. El exfoliante contiene jabón, que puede irritar la boca. El peróxido de hidrógeno a veces se usa como medicamento tópico.

    Además de lo anterior, los casos de caries oral moderada generalmente requieren antibióticos tópicos (aplicados en la boca), parenterales (orales o inyectables), o una combinación de ambos. Las bacterias que causan infecciones bucales en reptiles suelen ser resistentes a muchos antibióticos. Por lo tanto, una vez que se obtienen los resultados del cultivo, es posible que su veterinario deba cambiar los antibióticos.

    Los casos más graves requieren la extirpación parcial o quirúrgica de fragmentos de queso, apoyo nutricional (ver anorexia de serpientes) y fluidoterapia.

    En casos leves y moderados, si el propietario completa la mejora de la alimentación a tiempo, el pronóstico de recuperación (que se estima mejorará) variará de bueno a excelente. Para los casos con migas de queso importantes y tumbas de reptiles con afectación esquelética significativa, el pronóstico está protegido.

    Los reptiles con infecciones orales deben mantenerse en el extremo superior del rango de temperatura óptimo preferido. Esto es muy importante para estimular su sistema inmunológico. Sin embargo, también es importante no calentarlos demasiado, ya que esto los hace susceptibles al estrés térmico y la deshidratación. Pregúntele a su veterinario por el rango de temperatura adecuado para su reptil.

    Si está usando medicamentos tópicos o medicamentos orales, asegúrese de que su veterinario le indique cómo abrir la boca de su mascota de manera segura (para usted y su mascota). Sé gentil. Si no está seguro, solicite más información. Si aún se siente incómodo, es mejor hospitalizar a su mascota para recibir tratamiento local.

    Si sus reptiles comen plantas, intente alimentarlos con frutas y verduras más suaves y con menos fibra. Administre todos los medicamentos de acuerdo con las instrucciones de su veterinario y observe el nivel de actividad general y los intereses de su mascota. Si estas condiciones empeoran, comuníquese con su veterinario.

    Programe visitas veterinarias periódicas para controlar la afección.

    Como precaución, debe hacer lo siguiente:

  • Mantenga a los reptiles dentro de un rango de temperatura apropiado.
  • Esconda cajas para reptiles para minimizar el paso en la jaula. La superficie lisa de la jaula minimiza el trauma causado por la fricción de la jaula.
  • Mata a los tipos apropiados de presas antes de alimentar a los reptiles carnívoros.
  • Quite las ramas y las malas hierbas del heno que se alimenta a la tortuga.
  • Control de infestación de ácaros y garrapatas
  • Artículo Recomendado:  Geckos con cresta como mascotas: cuidado, temperamento, dieta y más

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Botón volver arriba