GENERAL BLOG

¿Pueden las mascotas tener accidentes cerebrovasculares? Síntomas, causas y tratamiento.

Al igual que en los humanos, un accidente cerebrovascular en las mascotas ocurre cuando una parte importante del cerebro no recibe suficiente flujo de sangre. Si bien el accidente cerebrovascular o accidente vascular cerebral (ACV) no es muy común en las mascotas, los casos pueden ser graves y potencialmente mortales sin una intervención médica inmediata. Siga leyendo para obtener más información sobre las causas, los síntomas y el cuidado de las mascotas que han sufrido un accidente cerebrovascular.

¿Estás preocupado por tu mascota?

Reserve una videoconsulta con un veterinario experimentado en minutos.

  • Asesoramiento veterinario profesional online
  • Videoconsultas veterinarias económicas
  • Abierto las 24 horas del día, los 365 días del año

¿Qué causa un derrame cerebral?

Cualquier cosa que bloquee una arteria que suministra sangre oxigenada al cerebro puede causar un derrame cerebral. Una causa común de accidente cerebrovascular en las mascotas es un trombo o émbolo alojado en un vaso sanguíneo que irriga el cerebro. En este caso se habla de tromboembolismo o embolismo.

La causa subyacente se puede identificar en aproximadamente el 50 % de los perros con accidentes vasculares, y aproximadamente el 30 % de estos perros tienen hipertensión (presión arterial alta).

Un accidente vascular también puede ocurrir cuando hay sangrado en una pequeña área del cerebro, un tumor en un vaso sanguíneo que está afectando el flujo sanguíneo, un espasmo temporal de un vaso sanguíneo o la presencia de inflamación que está afectando el flujo sanguíneo. al cerebro

Cuando el cerebro se ve privado de circulación sanguínea y oxígeno, las neuronas pueden lesionarse o morir. Esto puede resultar en una pérdida de función e integridad determinada por el área afectada del cerebro.

Signos de accidente cerebrovascular en mascotas

Los síntomas que presentan los perros y gatos afectados por un ictus dependen en gran medida de dos factores importantes:

1. Las áreas afectadas del cerebro

Publicaciones relacionadas

2. La extensión y el tiempo que el área ha estado privada de sangre y oxígeno.

Algunos síntomas de accidente cerebrovascular son reversibles o parcialmente reversibles, mientras que otros son irreversibles. El accidente cerebrovascular generalmente no es progresivo después de las primeras 72 horas de su inicio.

Los síntomas comunes son:

  • Cambio en el estado de alerta mental
  • Pérdida de ciertos reflejos oculares.
  • Nistagmo (movimientos de los ojos de un lado a otro)
  • debilidad en un lado del cuerpo
  • debilidad de las piernas
  • Caminar en círculos o movimientos temblorosos
  • prensas de cabeza
  • inclinación de cabeza
  • temblores o convulsiones

Factores que aumentan el riesgo de accidente cerebrovascular de una mascota

La ocurrencia de accidentes vasculares es significativamente menos común en mascotas en comparación con los humanos. En los perros, alrededor del 50 % de los casos de accidente cerebrovascular tienen presión arterial alta. Algunos de los factores más comunes que pueden aumentar el riesgo de un accidente vascular en un perro incluyen:

En los gatos, la hipertensión acompaña a alrededor del 30% de los accidentes vasculares. Las condiciones subyacentes comunes incluyen:

predisposiciones de raza

Algunas razas de perros parecen tener un mayor riesgo de accidente cerebrovascular. Estas razas incluyen:

1. Los galgos se prueban junto con probabilidades significativamente más altas de accidente cerebrovascular isquémico en comparación con todas las demás razas de perros.

2. Los Cavalier King Charles Spaniel parecen ser propensos al accidente cerebrovascular isquémico, que se caracteriza por un bloqueo repentino del suministro de sangre a una parte del cerebelo. El bloqueo puede ser causado por la ruptura de una arteria en el cerebelo o por un coágulo de sangre.

En gatos, no hay una raza específica que se haya identificado con mayor riesgo de accidente vascular.

Cómo se diagnostican los accidentes cerebrovasculares en animales

Un perro o gato que de repente presenta síntomas neurológicos puede haber sufrido un accidente vascular. Sin embargo, existe la necesidad de eliminar otras causas posibles, como envenenamiento, lesión en la cabeza, enfermedad metabólica, infección o incluso cáncer.

El inicio de los accidentes vasculares es repentino y puede progresar en 24-72 horas. Puede producirse una recuperación gradual o parcial a menos que la muerte haya ocurrido como resultado de una lesión inicial grave.

El accidente cerebrovascular hemorrágico (sangrado accidental) tiende a ser más grave que los accidentes de coagulación (trombosis o embolia). La buena noticia es que los accidentes cerebrovasculares hemorrágicos son mucho menos comunes en las mascotas que en los humanos.

Después de un examen físico completo y la medición de la presión arterial por parte de un veterinario, se realizan análisis básicos de sangre y orina. Según el historial médico del paciente y los hallazgos iniciales, se pueden recomendar otras pruebas.

La resonancia magnética nuclear (RMN) puede proporcionar información sobre si hay una hemorragia, un coágulo de sangre o cambios estructurales en ciertas áreas del cerebro. Tanto la radiografía (rayos X) como la tomografía computarizada son insuficientes y lo suficientemente sensibles para detectar áreas dañadas del cerebro o coágulos de sangre en comparación con la resonancia magnética.

Otra prueba que se puede utilizar para distinguir un accidente vascular de otro tipo de condiciones que afectan al sistema nervioso es la tromboelastografía (TEG). Su veterinario puede derivarlo a un neurólogo veterinario para un tratamiento e intervención médica más especializados.

Opciones de tratamiento para mascotas que han sufrido un derrame cerebral

El régimen de tratamiento para accidentes vasculares en mascotas implica principalmente atención de apoyo. No existe un tratamiento específico para el ictus. La oxigenación del cerebro debe maximizarse para crear un ambiente saludable para que los nervios dañados se curen.

También se administran medicamentos específicos para tratar los síntomas de un gato o un perro, como: B. convulsiones, aumento de la presión intracraneal, presión arterial alta o sangrado anormal.

En casos severos, los pacientes pueden necesitar atención domiciliaria especializada y fisioterapia para recuperar la función y la movilidad. Sin embargo, los pacientes vulnerables deben ser hospitalizados para cuidados intensivos, incluido oxígeno suplementario o ventilador para ayudar a respirar, sonda de alimentación y otros procedimientos que pueden ser necesarios dependiendo de la pérdida o deterioro de la función.

pronóstico y recuperación

El pronóstico y el tiempo de recuperación dependen de la extensión del daño cerebral y de qué tan pronto se inicie el tratamiento. Las mascotas con enfermedades subyacentes que predisponen al accidente vascular generalmente tienen tiempos de supervivencia más cortos. También tienen un mayor riesgo de recurrencia.

Sigue leyendo:

Enfermedad vestibular en perros

convulsiones en gatos

convulsiones en perros

¿Necesita hablar con un veterinario sobre el derrame cerebral u otra condición médica de su mascota?

Haga clic aquí para programar una videoconsulta y hablar con uno de nuestros veterinarios. También puede descargar la aplicación AmorDeMascotas desde las tiendas Apple App Store y Google Play.

Publicado:
2022-05-11

Crítico:
dr. Sheena Haney, veterinaria

Artículo Recomendado:  Causas y síntomas de problemas urinarios en perros

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba