REPTILES

Salmonella y reptiles

La salmonela es una bacteria extremadamente común en reptiles, que puede causar enfermedades en reptiles y humanos. Los propietarios de reptiles deben tomar precauciones para mantenerse a sí mismos y a sus mascotas sanos.

¿Qué es la Salmonella?

Salmonella es un término general para una gran «familia» de bacterias que generalmente viven en el sistema gastrointestinal. Hay muchos tipos de Salmonella. Cada tipo o serotipo tiene su propio nombre de dos partes, comenzando con Salmonella y terminando con un nombre descriptivo. Algunos son altamente patógenos, lo que significa que casi siempre causan enfermedades, mientras que otros pueden simplemente proporcionar una población bacteriana saludable para los intestinos de los reptiles. Estos pueden o no causar enfermedades en humanos u otras especies de reptiles.

Se ha demostrado que hasta el 90% de los reptiles excretan algún tipo de Salmonella en sus heces. La presencia de Salmonella en iguanas verdes importadas ha sido ampliamente publicitada, pero es importante recordar que todos los reptiles son propensos a portar ciertos serotipos de Salmonella.

La infección por salmonela puede causar muchas enfermedades. Los síntomas clínicos más comunes en reptiles y humanos son diarrea, neumonía, meningitis (infección del revestimiento del cerebro) o sepsis (infección de la sangre). Si encuentra estas enfermedades en reptiles mascotas, consulte al veterinario. Las personas que poseen o manipulan reptiles deben saber que la Salmonella se transmite con mayor frecuencia a los humanos cuando las heces del reptil entran en contacto con las superficies de preparación de alimentos, las áreas de baño o especialmente la boca de los niños pequeños.

Artículo Recomendado:  Cobra egipcia

La posibilidad de infección es tan alta que no se recomienda mantener reptiles para personas con sistemas inmunológicos comprometidos. Algunas personas que pertenecen a este grupo son bebés, niños pequeños, ancianos, mujeres embarazadas, receptores de quimioterapia, receptores de trasplantes y pacientes con SIDA. Los Centros para el Control de Enfermedades recomiendan que los niños menores de 5 años no toquen reptiles y las familias con niños menores de 1 año no críen reptiles. Los reptiles no deben mantenerse como mascotas en las guarderías.

Los reptiles desnutridos, mal criados, portadores de parásitos intestinales o que padecen otras enfermedades tienen más probabilidades de morir a causa de la infección por Salmonella. Estos animales estresados ​​también tienen más probabilidades de excretar grandes cantidades de Salmonella en sus heces, lo que representa un mayor riesgo para la salud de sus dueños y otros animales.

prevenir una infección

Se pueden usar antibióticos para reducir la cantidad de Salmonella y son suficientes para tratar la mayoría de las infecciones activas, pero la prevención es una mejor medicina. Los antibióticos difícilmente matarán todas las bacterias de Salmonella. De hecho, las bacterias supervivientes suelen ser resistentes a los antibióticos que se acaban de utilizar para tratar a los pacientes, por lo que serán más difíciles de matar en el futuro. Este es un gran problema. Esto significa que es imposible crear reptiles para mascotas libres de salmonella, y tratar de hacerlo solo conducirá a más bacterias patógenas. Los propietarios de reptiles deben tomar las precauciones que se enumeran a continuación para limitar la propagación de Salmonella y su capacidad para causar enfermedades.

  • Minimiza el estrés de tus reptiles. Trate de mantener a los reptiles en las mejores condiciones. Evite mezclar.
    Artículo Recomendado:  ¿Cuál es la diferencia entre un Veneno y otro?
  • Mantenga una higiene adecuada. Desinfecte y limpie la jaula con regularidad, pero no limpie la jaula en la cocina o el área de baño. Lávese las manos y el equipo después de manipular reptiles y antes de manipular otro. Lávese las manos antes de comer o fumar.
  • No beses ni compartas comida con reptiles. Si no se permite que los reptiles se muevan libremente en la casa, se reducirá el riesgo de contaminación por salmonela.
  • Pídale a su veterinario que realice una autopsia en un reptil mascota muerto para determinar si el animal es portador de una salmonela que a menudo se asocia con la enfermedad.

    Diagnóstico y tratamiento de la salmonela

    Su veterinario realizará pruebas para determinar si su reptil está infectado con Salmonella, determinará el serotipo de la bacteria y determinará el régimen de medicación correcto. Es posible que se requiera una serie de pruebas, porque cuando las bacterias están realmente presentes en el sistema del reptil, a veces los resultados de la prueba son negativos.

    Mientras espera los resultados de la prueba, lo más probable es que su veterinario comience a tratar a sus reptiles con antibióticos. Si un examen de heces muestra que su reptil también está infectado con parásitos, su veterinario también puede usar repelente de insectos. Es posible que su veterinario deba cambiar los antibióticos después de que se hayan recuperado los resultados de susceptibilidad a los antibióticos.

    Publicaciones relacionadas

    Su veterinario puede recomendarle que administre antibióticos por vía oral (oral) o por inyección en casa. Además, es común que los veterinarios inyecten líquido subcutáneo (líquido inyectado por vía subcutánea) en casa para mantener la humedad normal. Si el propietario puede hacer esto en casa, puede mantener al reptil en una jaula normal, reduciendo así el costo del tratamiento. Antes de dejar al veterinario, si se siente incómodo con la administración de medicamentos o líquidos, asegúrese de buscar más orientación.

    Según el historial médico de su reptil y sus síntomas clínicos exactos, es posible que su veterinario deba realizar otros tratamientos o incluso la hospitalización de su reptil.

    Cuidando reptiles en casa

  • Use antibióticos según las indicaciones de su veterinario. Asegúrese de completar todo el curso del tratamiento. No se detenga antes.
  • Observe el nivel de actividad general, el apetito, la consistencia y la producción de las heces de su mascota. Si estos no mejoran dentro de las 24 a 48 horas posteriores al inicio de los antibióticos, comuníquese con su veterinario.
  • Siga las instrucciones del veterinario para infusión oral o subcutánea (subcutánea).
  • Si es necesario, mejore la alimentación. Asegúrese de proporcionar el rango de temperatura recomendado por su veterinario. Los reptiles que están demasiado fríos o demasiado calientes no pueden resistir las infecciones y los reptiles que se mantienen en el rango de temperatura óptimo.
  • Programe visitas veterinarias periódicas para controlar la afección.
  • Para reducir la propagación de Salmonella, aísle sus reptiles de otros reptiles y minimice el contacto con las personas. Tenga especial cuidado para minimizar la contaminación fecal en las áreas de preparación de alimentos y baño.
  • Artículo Recomendado:  Lagarto de cría

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Botón volver arriba